Robert Nyman: en defensa de “el chaval del HTML”

El que lea Tripix con cierta asiduidad se habrá percatado de que soy un ferviente seguidor de Robert Nyman; su último post me re-afirma en mi idea de que cuando sea más mayor quiero ser como él.

Robert se defiende de la condescendencia y la minusvaloración con que muchos tratan a los que nos dedicamos a esto del HTML. Cito traduciendo libremente:

Si, yo hago código HTML, pero eso no es más que una pequeña parte de mis tares/habilidades; para ser exacto, una buena parte de mi tiempo posiblemente se va en hacer CSS (y lógicamente, arreglando fallos del IE cada día), y si es un proyecto divertido, un monton de código Javascript bien intencionado para mejorar la interacción y la usabilidad.

Oleeeé

Y lo anterior es solo mencionar la mayor parte de bloques de mi trabajo. Hay también consideraciones de usabilidad, conocer los defectos e incosistencias de los navegadores, un poco de arquitectura de la información, algo sobre diseño y, especialmente, conocimientos de Photoshop, conocer el trasfondo tecnológico para estar al tanto de los posibles problemas y oportunidades que nos puede dar, etc..

A mi es un tema que hace tiempo dejó de molestarme lo más mínimo. Pero es cierto que al principio de dedicarme a esto me sacaba de quicio el menosprecio tanto de los diseñadores gráficos como de los programadores. Ante eso había dos posibilidades: acomplejarse y ponerse a las órdenes o tener claro a lo que estabas haciendo y ver las enormes deficiencias que los especialistas tenían en esto de la web.

El tiempo pone a cada uno en su sitio y desde luego hoy en día lo más normal es que los que realmente saben de web, son capaces de llevar un proyecto web completo, valorarlo, etc.. son aquéllos pobres que no eran informáticos ni habían hecho Bellas Artes.. pero que sabían HTML y además se preocuparon por otras cosas.


un comentario a esta entrada

Leave a Reply